Laparoscopía Mínimamente Invasiva en Ginecología e Histeroscopía

Laparoscopía Mínimamente Invasiva: Consiste en la realización de una intervención, para diagnóstico o para tratamiento, mediante la introducción del laparoscopio en la cavidad abdominal. Es un procedimiento menos invasivo que la cirugía abierta y la recuperación es mucho más rápida.
Se ha demostrado que la cirugía abierta abdominal genera procesos inflamatorios que conllevan en un futuro, a la formación de adherencias que afectarán la anatomía normal de la pelvis. Por tal motivo, especialmente en el estudio de infertilidad, la cirugía mínimamente invasiva, es la cirugía de elección.

VENTAJAS : Las ventajas de esta cirugía de mínima invasión son las propias a la misma, ya que debido a las heridas pequeñas de dos milímetros hasta un centímetro como máximo, existe una mejor estética y menor dolor postoperatorio. Además se ha observado menor incidencia de adherencias postoperatorias, estancia intrahospitalaria corta, menos días de incapacidad y, por tanto, una recuperación más rápida a la actividad normal del paciente. En definitiva, existe una menor agresión quirúrgica, lo cual se traduce en una pronta y mejor recuperación.

image001Así como ha quedado plenamente establecido que la cirugía endoscópica proporciona innumerables ventajas al paciente, también está establecido que debe practicarla un grupo quirúrgico que cuente con la experiencia y adiestramiento adecuados, así como contar con el equipo e instrumental necesarios, ya que de lo contrario las tasas de morbi-mortalidad serían muy altas.

 

 

 

image005La cirugía mínimamente invasiva en ginecología se realiza con un instrumento llamado laparoscopio que lleva una óptica (o cámara) capaz de entregar una imagen de la pelvis en tiempo real. Generalmente se realizan 3 incisiones de 5 mm en donde se colocan los trocares por donde se introducirán las pinzas quirúrgicas.

 

 

 

Iimage003MÁGENES: Visualización del abdomen de una paciente antes de iniciar la cirugía laparoscópica. Se puede ver la colocación de los diferentes trocares, por donde se introducirá la cámara de visualización y las pinzas quirúrgicas.
INDICACIONES : La cirugía laparoscópica mínimamente invasiva permite realizar los siguientes procedimientos en ginecología

– Laparoscopía diagnóstica en casos de dolor pélvico crónico, dolor con la menstruación o por infertilidad.
– Tratamiento de quistes, masas o tumores ováricos.
– Extracción de miomas del cuerpo uterino (miomectomía laparoscópica)
– Tratamiento de la endometriosis pélvica.
– Recanalización tubaria (proceso que revierte la esterilización tubaria).
– Esterilización tubaria
– Histerectomía por vía laparoscópica.

image007IMAGEN: Abdomen de paciente en donde se visualiza la colocación de los trocares y la introducción de pinzas quirúrgicas específicas. Para una mejor explicación ver en Internet siguiente link: http://www.youtube.com/watch?v=zmfOlrO95Oo

Histeroscopía diagnóstica y quirúrgica:
La Histeroscopía es un procedimiento en el cual se introduce una diminuta cámara por vía vaginal para poder evaluar la cavidad vaginal, el cuello uterino y cavidad endometrial. Es un procedimiento que requiere anestesia y un día de pabellón. La recuperación posterior a los procedimientos de Histeroscopía es rápido, pudiendo el paciente volver a sus actividades cotidianas a los 3 a 5 días post procedimiento.

INDICACIONES DE HISTEROSCOPIA:
– Pólipo endometrial
– Mioma submucoso
– Sospecha de sinequias uterinas
– Alteraciones de la menstruación
– Engrosamiento endometrial
– Infertilidad de causa tubo-uterina