Coordinadora de agenda y cirugías: +569 61386709 ( Solo WhatsApp ) consultas@doctorgarcia.cl

MALFORMACIONES UTERINAS

1Durante el desarrollo y crecimiento en el vientre materno, ocurren múltiples procesos que pueden ser alterados y generar alteraciones en la formación de diversos órganos. Una de las alteraciones son las malformaciones uterinas (MFU). Estas malformaciones pueden ser secundarias a alteraciones genéticas heredadas, infecciones que atacan al embrión en su desarrollo o secundaria a otras noxas, como radiación, exposición a agentes químicos, etc. Las malformaciones uterinas constituyen un grupo de alteraciones del desarrollo normal de las trompas, útero, canal cervical y vagina.
Embriológicamente, el sistema reproductor femenino nace de la fusión de dos conductos denominados conductos de Müller; estos dan origen al útero, cuello uterino y tercio superior de la vagina, por tanto, alteraciones a nivel de estos conductos de Müller, generara alteraciones anatómicas importantes.

                                    Fig.1: Figura esquematizada de útero, cuello y vagina
Estas malformaciones están determinadas por alteraciones en:

  1. Hipoplasia o agenesia de los conductos de Müller.
  2. Alteraciones en la fusión de los conductos de Müller.
  3. Alteraciones en la reabsorción del tabique central.

Las MFU presentan una incidencia de un 4,3% aproximadamente en la población general, sin embargo, mujeres que se encuentra en estudio por infertilidad , con antecedentes de aborto a repetición o dismenorrea severa, pueden presentar una incidencia aumentada de estas malformaciones uterinas.

El útero septado y el útero bicorne constituyen las MFU más frecuentes, con una incidencia de un 40 y 25% respectivamente. Posteriormente le siguen en frecuencia el útero arcuato y el útero unicorne con un 20 y 9% respectivamente.

234

 

 

 

 


Útero septado              Útero Bicorne             Útero unicorne

Fig.2 : Figuras representativas de malformaciones uterinas mas frecuentes

La presentación de las MFU pueden ser muy variadas. Pueden presentarse con dolor durante las reglas (dismenorrea), dolor al tener relaciones sexuales (dispareunia), ser asintomáticos o ser un hallazgo en pacientes con historia de aborto a repetición. En relación a lo anterior el útero septado es el que se presenta con mas mala historia obstétrica (aborto recurrente, parto pre-término). Por otro lado, el útero bicorne puede no presentar sintomatología, sin embargo, esto dependerá del tamaño y calidad de los cuernos de esta malformación.

COMO HACER EL DIAGNÓSTICO DE ESTAS MALFORMACIONES:

5Como primera aproximación, la HISTEROSAL-PINGOGRAFIA puede ser de gran utilidad, ya que este examen nos permite visualizar la morfología de la cavidad uterina y nos entrega información sobre la permeabilidad de las trompas de Falopio.
La ecografía 3D y la resonancia nuclear magnética son los exámenes de elección para determinar el tipo y severidad de la malformación uterina.

El tratamiento de estas malformaciones es la reparación quirúrgica a través de diversas técnicas por vía laparoscópicas, en los cuales se busca solucionar el dolor pélvico recurrente o mejorar las condiciones uterinas para lograr un embarazo

Fig.3: Visualización de un útero bicorne
Por histerosalpingografia.

Bibliografia

  • Lee Shulman et al. Müllerian Anomalies. Clinical Obstetric and  Gynecology. 2008.
  • Grigoris et al. Clinical implications of uterine malformations and hysteroscopic treatment result. Human Reproduction Update. 2001.
  • Attia et al. Effects of Mullerian Anomalies on in Vitro fertilization outcome. Journal of Assisted Reproduction and Genetics. 2001.